Esmalte vítreo: desde la joyería del período micénico hasta la química del primer período


Más duradero que el vidrio y con la misma belleza, el esmalte vítreo, también conocido como esmalte de porcelana, ofrece un acabado no poroso, similar al vidrio, creado mediante la fusión de  vidrio de color molido fino  con un sustrato, durante un proceso de horneado. Además de su resistencia y durabilidad, el sustrato que se utiliza siempre es un metal, ya sea precioso o no precioso, debido a su estabilidad y capacidad para soportar el proceso de horneado.

Orígenes

Se desconoce quién haya desarrollado por primera vez el esmaltado y cuándo se haya utilizado por primera vez el proceso, pero los artefactos esmaltados más antiguos se descubrieron en Chipre, en la década de 1950, y datan del siglo 13 AC. Los científicos han determinado que el juego de seis anillos y el cetro de oro esmaltado descubiertos pertenecieron a los artesanos de la Grecia Micénica.

Evolución del esmaltado

Los herreros primero utilizaron el esmalte para reemplazar las gemas en sus obras, en lo que fueron los primeros ejemplos de "piedras de imitación", un elemento común en la joyería actual, tanto preciosa como de fantasía. En esta técnica, denominada Cloisonné (que significa "dividido en celdas"), el esmalte se coloca en compartimentos que han sido soldados al metal, y se trata de la técnica de esmaltado más antigua.

Antigua caja cubierta con cloisonné con imagen decorativa

El champlevé, o campos elevados, difiere del cloisonné en la forma en que se crea el espacio destinado al esmalte.  A diferencia del cloisonné, la técnica del champlevé implica esculpir el sustrato en vez de colocar formas sobre la base de metal para rellenarlas con el esmalte.  Con frecuencia resulta difícil diferenciar ambas técnicas. 

Esmaltado champlevé sobre una pieza religiosa

Se cree que el estilo de Limoges se descubrió por accidente cuando un monje experimentaba en su taller y aplicó granos de esmalte a la superficie de una pieza, horneó la pieza por el tiempo suficiente para que el vidrio se fundiera, y descubrió que los colores se mantenían separados y crearon una pieza sin divisiones.

A medida que el arte del esmaltado evolucionaba, las superficies se hicieron más grandes y más elaboradas. Desde sus comienzos en pequeñas piezas de joyería, el esmalte vítreo se convirtió en sí mismo en una valiosa superficie utilizada para cubrir una variedad de sustratos, para diferentes usos.

Esmalte vítreo moderno 

La Revolución Industrial cambió la imagen del esmalte vítreo, y lo desarrolló para utilizarlo como superficie funcional. En el siglo 18, los utensilios de cocina de hierro fundido esmaltado se hicieron rápidamente populares y para principios de 1800, grandes piezas de metal laminado se esmaltaban para utilizarlas en aulas, salas de juntas y como elemento arquitectónico.  Estos fueron los antecesores de los rollos y las planchas de esmalte de porcelana utilizados para producir pizarras blancas y pizarrones en todo el mundo en la actualidad.

Niños dibujando ángulos geométricos sobre un pizarrón

La predominancia del esmalte vítreo es tal que se lo puede encontrar en casi cualquier entorno moderno, desde educativos hasta de atención médica, áreas de tránsito y espacios públicos. La superficie similar al vidrio es lisa, duradera y no porosa, ideal para espacios sujetos a grandes niveles de polución y maltrato como sucede en las  estaciones de tránsito públicas y las áreas de subterráneos.

En los Estados Unidos, CeramicSteel, un esmalte de cerámica fusionado a un sustrato de acero, es uno de los materiales más utilizados como superficies para escribir en entornos educativos. Presente en más de ocho millones de aulas en todo el mundo, la superficie es elogiada por su durabilidad y resistencia a las manchas, los rayones, el calor, los productos químicos  y las bacterias.

Sin desviarse demasiado de sus raíces ornamentales, el esmalte vítreo continúa siendo un complemento llamativo, más allá de su uso o ubicación. El advenimiento de las tecnologías digitales y la impresión serigráfica ha hecho que las obras de arte esmaltadas a gran escala sean alcanzables.  Ningún proyecto se encuentra limitado con más de  110 colores estándar y la posibilidad de desarrollar colores personalizados e imprimir hermosas imágenes en alta definición.

Un vibrante mural impreso sobre CeramicSteel en las estaciones Tampines East y West celebra la cultura local al representar sus imágenes, edificios y personas.

Más allá de la superficie

El mundo está cambiando el foco hacia soluciones más sostenibles y duraderas para todo lo que vemos y tocamos, y el esmalte vítreo se ha convertido en una alternativa más atractiva comparado con opciones de menor conciencia medioambiental.  99.9% reciclable y con certificación Cradle-to-Cradle, CeramicSteel es un material duradero que tiene un impacto significativamente menor en el medioambiente.  Conocer la historia del esmalte vítreo descubre la belleza de un proceso supuestamente industrial y nos abre a la idea de que esta antigua práctica artística del esmaltado podría ser una clave para el futuro de la arquitectura, el diseño y las superficies para escribir sostenibles. 

Deje una respuesta