Atención, por favor


ESCRITURA + PIZARRA: MÁS IMPORTANTE QUE NUNCA

Es la época dorada de la reproducción de contenido, ya sea con cámaras y monitores de alta definición o con dispositivos digitales táctiles de todos los tamaños. Entonces, ¿por qué las tradicionales pizarras blancas de borrado en seco de las aulas son más populares que nunca?

Además de poder usarlas para diversas tareas, puede escribir o hacer proyecciones sobre ellas y adherir materiales con imanes, también vienen de todos los tamaños, no necesitan electricidad y son económicas. Pero lo que realmente hace que las pizarras sean excelentes herramientas didácticas es la forma en que incorporan al cuerpo y al cerebro en el proceso de aprendizaje.

El trabajo sobre una pizarra blanca es tanto cenestésico como visual. El acto de escribir y dibujar involucra al usuario de forma física y mental, y esto refuerza el aprendizaje. Por ejemplo, según una investigación de Indiana University, la actividad neuronal de los niños era mucho mejor en aquellos que practicaban la escritura a mano que en los que simplemente miraban letras.

 

 

Según una investigación de University of Washington, existe una relación especial entre la mano y el cerebro cuando una persona organiza sus ideas. Los movimientos de los dedos activan las regiones del cerebro involucradas en el pensamiento, el lenguaje y la memoria de trabajo.

También existen beneficios a nivel grupal. Escribir información e ideas sobre una pizarra blanca libera a los usuarios de tener que recordar información importante. Mostrar información ayuda a crear conocimiento compartido en grupo. Las pizarras portátiles permiten que dos o tres usuarios anoten ideas, tracen correlaciones y contribuyan con las ideas del otro con facilidad.

"Los docentes conocen estos estudios, y ven los beneficios de las pizarras blancas todos los días. Por eso no nos sorprende el aumento del uso de nuestros productos", dice Shawn Collins, director de nuevos desarrollos comerciales de PolyVision, líder del mercado en material de pizarras blancas CeramicSteel.

Collins dice que continuamente las escuelas piensan en formas nuevas de usar las pizarras. Colocar pizarras en el aula a distintas alturas para adaptarlas a los distintos usuarios es cada vez más popular. Recientemente, una universidad pidió pizarras blancas de cinco pies de alto para poder usarlas de pie o sentados. Las pizarras que se deslizan de forma horizontal se utilizan para mostrar contenido en secuencia o tapar una pantalla plana cuando no se usa. Las pizarras de tamaño personal funcionan como pantallas privadas para pruebas, materiales de apoyo para presentaciones y anotadores individuales.

Como no necesita conectarse ni abrir aplicaciones, una pizarra es la forma más fácil y rápida de aprovechar un momento pedagógico, capturar la atención de una persona y captar la atención de estudiantes de todas las edades.

 


 

¿Quiere aprender más? Vea el artículo completo en Steelcase!