Conozca sus opciones


La invención del pizarrón en 1801 alimentó una nueva forma de aprender y de trabajar en conjunto. Más de 200 años después, hay un mercado completo dedicado a las superficies para escribir, incluidos pizarrones y pizarras blancas, elaborados en materiales que van desde el vidrio y la cerámica sobre acero hasta la melamina y la pintura. Con esta gran variedad, navegar las opciones puede resultar un desafío. Comprendemos la importancia de seleccionar la superficie para escribir correcta que cubra las necesidades de cada espacio, y es por eso que hemos analizado con mayor profundidad dos de las opciones disponibles de mayor rendimiento: las pizarras de vidrio y las de cerámica sobre acero, también conocidas como esmalte de porcelana (o esmalte vítreo), que logra su suave superficie a partir de partículas de vidrio fundido.

Visibilidad

Las superficies para escribir como las  pizarras blancas se utilizan normalmente en espacios amplios con la finalidad de compartir información entre un grupo de personas. Para que la superficie sea efectiva, el contenido escrito sobre ella debe poder verse con facilidad tanto desde distancias cortas como largas. Los paneles para escribir de cerámica sobre acero brindan un contraste nítido entre la tinta del marcador y la superficie, lo que genera líneas definidas más allá del color de la pizarra.

Comparación lado a lado de la escritura sobre una superficie e3 CeramicSteel de PolyVision y una pizarra blanca de vidrio

Las pizarras de vidrio producen una disminución de la experiencia visual debido a una cantidad de razones. La transparencia del vidrio produce un "efecto de sombra inferior", lo que se traduce en una visión doble o una apariencia borrosa por la sombra del trazo marcado. Debido a que el vidrio es transparente, tiene dos paneles reflectantes, ya que la luz entrante no solo se refleja sobre la superficie anterior, sino también sobre la superficie posterior.

Diagrama con flechas que indican cómo se refleja la luz en una pizarra

Resplandor

Otro factor a considerar cuando hablamos de la visibilidad es el resplandor causado por la luz que se refleja sobre la superficie para escribir debido a fuentes lumínicas tales como la luz solar que ingresa por las ventanas, iluminación superior, lámparas y proyectores. El resplandor puede inhibir la visibilidad de un plano vertical, lo cual dificulta la lectura de lo que se ha escrito; un resplandor severo puede incluso causar irritación de los ojos y molestias ante una exposición prolongada.

Tanto el vidrio como la cerámica sobre acero son superficies lisas y brillantes, y en ambas se producirá cierto nivel de reflejo de la luz. Sin embargo, la cerámica sobre acero tiene una cantidad de acabados que varían desde el alto brillo al mate. Todos ellos reflejan la luz en menor medida que las pizarras de vidrio que emiten un alto nivel de resplandor, suficiente como para no solo dificultar la toma de fotografías de notas y sesiones de intercambio de ideas para guardar como referencia, sino también causar una visibilidad pobre ante cualquier luz reflectante. De hecho, la cerámica sobre acero es un 58.8% menos reflectante que el vidrio, según un estudio interno.

Comparación lado a lado del resplandor que produce la cerámica sobre acero y el panel de vidrio

Propiedades magnéticas

Una superficie para escribir en un plano vertical es mucho más que un medio para brindar conferencias y hacer trabajos en equipo. Constituye un catalizador para momentos de enseñanza, una pizarra visual, un panel para compartir información comunitaria y anuncios importantes. Ante la necesidad de mostrar un documento, recordatorio o lista importante, no hay mejor lugar para adjuntarlo que el núcleo del trabajo colaborativo constituido por la pizarra blanca.

La cerámica sobre acero, en esencia un esmalte de porcelana fundido sobre un sustrato de acero de alta calidad, tiene una fuerte capacidad magnética. Se pueden utilizar imanes a diario para sujetar de manera segura cualquier material, desde el menú de almuerzo semanal hasta anuncios corporativos, sobre la superficie de las pizarras de cerámica sobre acero.

En comparación, las pizarras de vidrio no son siempre magnéticas. Cuando lo son, normalmente se necesitan costosos imanes de tierras raras para lograr la superficie de fuerte capacidad magnética necesaria para que los elementos no se deslicen hacia abajo. Esta limitación puede impedir en gran medida la versatilidad de la pizarra.

Envío + Instalación

Los métodos de envío de las pizarras de cerámica sobre acero y de vidrio también son diferentes. La cerámica sobre acero se puede enviar de manera horizontal mientras que el vidrio debe enviarse de forma vertical debido a la mayor probabilidad de quebradura a la que se expone si se envía de forma horizontal. Lamentablemente, enviar artículos de manera vertical es un requisito costoso y puede incrementar el costo total para el consumidor final de las pizarras de vidrio.

Una instalación adecuada es esencial para cualquier elemento que deba colocarse en la pared, en especial aquellos que son pesados y tienen un gran uso diario. Las pizarras de cerámica sobre acero y las de vidrio no son la excepción. Las pizarras CeramicSteel de cerámica sobre acero tienen un proceso de instalación sencillo y pesan menos que las pizarras de vidrio.

Tanto las pizarras de vidrio como las de cerámica sobre acero necesitan 2 personas para su instalación. Las pizarras de cerámica sobre acero normalmente se instalan mediante un sistema de guías ocultas por el cual se montan los herrajes tanto a la pizarra como a la pared. Las pizarras de vidrio por lo general se instalan mediante un sistema de anclaje sobresaliente para el cual los herrajes deben atravesar el vidrio; de lo contrario, la pizarra de vidrio debe montarse con adhesivo.

Seguridad

Debido a su uso en aulas, ajetreadas oficinas corporativas y espacios públicos, una superficie para escribir debe resistir el uso intenso y cierto nivel de trato severo. La durabilidad es un prerequisito para cualquier superficie para escribir de alto rendimiento adquirida con la intención de que sea una inversión a largo plazo.

Las superficies de cerámica sobre acero CeramicSteel no se destruyen ni rompen ante un impacto o una caída, contrario a lo que sucede con el vidrio, que puede astillarse por completo si se cae.   La superficie de porcelana está reforzada por el acero, lo cual resulta en un material diseñado para soportar un uso intenso y sobrevivir a accidentes. Las pizarras de vidrio, si bien son más duraderas que el vidrio común, aún se pueden quebrar o astillar ante una presión de cierta importancia o ante un impacto, lo cual resulta en un peligro durante el envío, la instalación y el uso.

Las pizarras blancas tradicionales son sinónimo de la educación moderna y una parte esencial del proceso de aprendizaje.  Las superficies para escribir CeramicSteel se pueden encontrar en más de 8 millones de aulas y cubren más de 2 mil millones de pies en espacios alrededor del mundo, lo que las convierte en las superficies por excelencia de mayor confianza tanto para aulas como para espacios laborales. 

 

Deje una respuesta