Volver a Noticias

Nuevas herramientas, nuevo futuro

India se ha esforzado por años en la ambiciosa meta de educar a todos sus niños, pero todavía lucha contra el desinterés en clase y el alto índice de abandono. Las ideas y los recursos de países con metas similares pueden ayudar. 

Haffizul y Abdul Rehman, hermanos, se levantan de la cama que comparten en Nueva Delhi, India, se lavan los dientes con un desagüe en el piso y se despiertan salpicándose un poco de agua de un barril. Se están preparando para ir a la escuela.

Este momento durante la mañana de los niños indios, cuando se preparan para el día, es algo que también vivieron sus padres y los padres de sus padres. Sin embargo, el tipo de día que sigue es totalmente nuevo. En lugar de ir a trabajar como tendero como su papá, o como costurera como su mamá, estos niños, de 12 y 14 años de edad, se están preparando para un día en la Lord Krishna Public School. Se preparan para una vida diferente en un mundo diferente. 

El gobierno de India está haciendo un esfuerzo enorme y admirable para proporcionar educación para todos sus niños, y han preparado 11 planes de cinco años que se ocupan de la educación. Pero aquí los obstáculos son muchos: falta infraestructura y, algunas veces, mochilas escolares, cuadernos y comida para el almuerzo. Muchos niños que asisten a la escuela son los primeros en sus familias que lo hacen. Con frecuencia, los padres no comprenden el valor de terminar la escuela o cómo apoyar a sus hijos: en algunos casos tienen que llevarlos al pueblo durante varios meses seguidos. Con frecuencia, estos estudiantes quedan en el camino. Básicamente, India sigue enfrentando la realidad en la que el cuatro por ciento de los niños nunca comienza la escuela, el 58 por ciento no finaliza la escuela primaria y el 90 por ciento no completa la escolarización. 

Cuando los Rehman terminan de abrocharse los botones de sus uniformes color rosado salmón y sus corbatas color borgoña, se cuelgan las mochilas y comienzan la caminata hacia la escuela, pasando por paredes de ladrillos sin terminar y cables colgando de los edificios. Su destino es un aula ruidosa. Cubriendo todas las paredes hay papeles coloridos que fomentan la "gentileza" y la "amabilidad" y sobre el piso hay alrededor de 35 bancos viejos y sucios para dos personas. Los estudiantes están dispuestos, pero los recursos son pocos. 

UN CAMINO HACIA EL APRENDIZAJE

Como parte de su plan de cinco años más reciente, India se centró en reducir los índices de abandono del 50 por ciento al 20 por ciento en escuelas primarias, pero no pudo lograr esta meta cuando se les terminó el tiempo hace dos años. Porcentajes y estadísticas como estos parecen datos fríos pero es necesario reflexionar lo que indican: casi 1.4 millones de niños de entre seis y 11 años de edad no están yendo a la escuela, no están aprendiendo ni preparándose para los trabajos que necesitarán sus familias y su país cuando crezcan. 

La buena noticia es que la primera fase de esta tarea desalentadora, hacer que los niños vayan a la escuela, ha sido muy exitosa con un 96 por ciento que ahora están inscritos gracias al incentivo del gobierno. Las mejoras en la infraestructura, la cantidad de escuelas ahora alcanza el 1.4 millones, hicieron posible que casi todos los niños puedan asistir a la escuela primaria y la escuela primaria superior caminando. El nuevo problema es que para el día de la graduación, la mayoría de lo ganado se pierde y los niños se van. El noventa por ciento de los niños indios no completan su escolaridad. 

La meta de India es tener 500 millones de personas capacitadas para las industrias en crecimiento del mundo para el año 2022. ¿Cómo alcanzará esa meta si en 2009 la mayoría de la población solo recibió educación en la escuela secundaria y si solo el 10 por ciento de la población va a la universidad? No es por falta de ganas que India está luchando para lograr esta meta. El gobierno gasta el tercer monto más grande en educación después de los Estados Unidos y China. Se debe a que la tarea que se propuso, que abarca a una población tan grande, es muy noble, compleja y abrumadora. 

SOCIOS EN EL MUNDO

India no está sola en este esfuerzo. Otros países recientemente industrializados, como China, Colombia, Sri Lanka y Bangladesh, también están trabajando arduamente para reformar sus sistemas educativos. Por ejemplo, Brasil tiene el mismo objetivo de universalizar la educación en la primera infancia al igual que ampliar las inscripciones en el nivel de posgrado. 

A India no le falta esperanza, ni ayuda. Como sugiere un informe de Brookings Institute, India puede asociarse con otros países, como los Estados Unidos, y aprender de sus iniciativas para educar a la población: "los Estados Unidos e India pueden lograr mejores resultados educativos si combinan su experiencia y sus recursos, tanto intelectuales como económicos". Un ejemplo de esta asociación es Teach for India, una organización sin fines de lucro que toma como modelo a Teach for America y cuya misión es crear un movimiento de líderes que trabajen para eliminar la desigualdad en la educación en India. 

El deseo es que el entusiasmo de los docentes, o socios, de Teach for India que toman dos años de su carrera para enseñar y que probablemente sigan trabajando para empresas multinacionales, uno llegó a la organización sin fines de lucro después de una pasantía en Mercedes Benz, ayudará a que los estudiantes mantengan el interés y sigan asistiendo a la escuela. "Todos tienen derecho a la educación, por eso existe un alto nivel de inscripción y los padres están felices de enviar a sus hijos", dice Shifali Thakkur, gerente de desarrollo y proyección de los graduados de Teach for India. Es tarea de los docentes mantener esta situación. 

En la actualidad, 1,100 socios trabajan con más de 320 escuelas para educar a 40,000 estudiantes en siete ciudades. Y cada año, la organización abre sus alas geográficas, agregando ciudad tras ciudad, desde Mumbai a Pune, Delhi, Hyderabad, Chennai, Ahmedabad y Bengaluru. Los socios inculcan a los estudiantes la importancia de adueñarse de su educación y su comunidad y tomar conciencia de sus responsabilidades a nivel personal, comunal y nacional. Los docentes del gobierno, que sufren el ausentismo, predican con el ejemplo. 

 

FALTA ALGO 

En la misma aula de la Lord Krishna Public School, donde Abdul y Haffizul Rehman aprenden en sus viejos escritorios, la principal herramienta de enseñanza es una pizarra de melamina con rayones, marcas y decoloraciones por los residuos del marcador. Docentes y estudiantes en otras aulas del gobierno podrían no tener tanta suerte: en una escuela secundaria para niñas, el pizarrón es una pared de concreto pintada de negro. Estas superficies para escribir hacen que la tarea de enseñar sea ardua y lenta. Es difícil que los estudiantes puedan ver y leer y no se pueden borrar con facilidad. 

Los estudiantes pueden estar deseosos y los docentes inspirados, pero todos tienen que trabajar con recursos insuficientes. Los estudiantes de quinto grado están esforzándose por lograr un nivel de comprensión de inglés que deberían haber aprendido tres grados antes. Como dice la revista Time: "más niños están asistiendo a la escuela en India, pero están aprendiendo menos". 

Peter Lewchanin, gerente general de PolyVision, una compañía de Steelcase, productor líder de superficies de e3 CeramicSteel, ha visitado este tipo de aulas de India con frecuencia, la última vez fue en septiembre y octubre de 2015, para observar las condiciones de las superficies para escribir del gobierno. "Casi no se puede leer nada en esos pizarrones, ya que los han borrado muchas veces", dice Lewchanin. "Son negros con marcas de tiza en toda la superficie y los docentes intentan escribir sobre ella con tiza nuevamente". 

Los pizarrones y las pizarras son un elemento básico de la educación. Los docentes de India y de todo el mundo usan pizarras como su herramienta principal para enseñar matemáticas, lengua, literatura, historia, ciencias y estudios sociales. También las usan para organizar el aula: escriben la fecha, el cronograma del día, las reglas del aula, recordatorios y fechas de entrega y eventos próximos. Más allá de la transmisión de información del maestro al estudiante, las superficies para escribir grandes también son herramientas fundamentales para un aprendizaje más activo, con las que los docentes puedan invitar a los estudiantes a ponerse de pie y resolver problemas matemáticos con sus compañeros. Los socios de Teach for India, como los que se encuentran en la Lord Krishna Public School y la Government Girls SR Secondary School, utilizan estrategias para mantener el interés a diario. Si las escuelas de India tuvieran pizarras que fueran fáciles de usar, los niños podrían asumir un papel importante en su educación. Un estudio de la University of Wisconsin descubrió que aprender utilizando ayudas visuales de calidad puede mejorar el aprendizaje hasta un 200 por ciento. Al combinar el material de una herramienta analógica con sus mentes y sus cuerpos podemos hacer que la información desarrolle cimientos más sólidos en las mentes de los niños. El medio es importante. 

PIZARRAS DE ALTA CALIDAD 

Lewchanin de PolyVision reconoce los desafíos de estas escuelas y dice: "siempre es bastante aleccionador ver los espacios en los que trabajan los estudiantes. Después de haber ido varias veces, la pregunta que uno comienza a hacerse es: '¿qué puedo hacer para ayudar?'". Una de las soluciones más simples y rápidas es reemplazar la superficie para escribir. 

Los docentes que antes usaban pintura sobre concreto o melamina rayada y que tienen la posibilidad de probar pizarras de alta calidad se dan cuenta de que sus aulas se sienten renovadas. Un docente dice: "es a través de las ayudas visuales como dibujar y etiquetar que mis alumnos pequeños mejoran fácilmente su vocabulario. Poder borrar y escribir con rapidez me permite seguirles el ritmo a sus energías". Con las nuevas pizarras, los docentes pueden dejar la información escrita que los estudiantes usarán como referencia mientras hacen una tarea individual o grupal, capturando información que de otra forma se perdería. Dice otro docente: "ahora puedo utilizar mejor el tiempo. Doy la lección y le digo a los estudiantes que copien las notas y cuando están copiando las notas, escribo en la pizarra y tengo el siguiente ejercicio listo para que una vez que terminen no se sientan impacientes". 

Shifali Thakkur, una mujer que terminó su período de colaboración con Teach for India en abril de 2015, enseña en tercer y cuarto grado en una escuela de bajos ingresos. Comprende el problema a nivel personal. Cuando enseñaba, primero usaba uno de los viejos pizarrones hasta que se cansó de los dolores de cabeza provocados por el polvo de la tiza y gastó su propio dinero para comprar una mejor superficie para escribir. "Después de conseguir la pizarra, los estudiantes pudieron leer lo que escribía y esto ayudó a que comprendieran mejor la lección", dice Shifali Thakkur. "Una pizarra permite que un niño copie mejor lo que está escrito o, con sus pequeñas manos, escriba en la pizarra". 

La edad promedio de India es menor a 30, por eso existe un mercado listo para la educación y una gran necesidad de proporcionarles a los estudiantes las herramientas que necesitan. Es un país joven deseoso de volverse más y más competitivo en el mercado. La mayoría de las pizarras y los pizarrones utilizados en las aulas de India están hechos de acero pintado y solo duran entre tres y cuatro años. Sin embargo, las pizarras y los pizarrones de avanzada duran mucho tiempo. Es solo una única inversión para las escuelas. Como dice Tarun Periwal, director de Whitemark Limited en Nueva Delhi, que distribuye e3 CeramicSteel de PolyVision: "esta será la próxima generación de líderes del país, o del mundo". Sería muy bueno que sean educados en sus inicios de acuerdo con las necesidades de su futuro. 

En la actualidad, en el aula de la Lord Krishna Public School, Abdul escribe sobre una nueva pizarra con un marcador rojo, lo que resuelve algunos problemas y le permite practicar su escritura. Haffizul tiene su marcador negro para hacer lo mismo. 

Muchos de los problemas del mundo parecen necesitar soluciones a gran escala, cuando con frecuencia, son las soluciones pequeñas, los esfuerzos personalizados, lo que funciona mejor. Para la educación, una superficie de calidad más un docente dedicado parecen ser la suma correcta para lograr un cambio positivo.

Generar un cambio

PolyVision, una compañía de Steelcase, decidió donar pizarras y pizarrones de e3 CeramicSteel a las escuelas en las que trabaja Teach for India, una organización sin fines de lucro de seis años que sigue el modelo deTeach for America. Al igual que su par en los Estados Unidos, Teach for India lleva a universitarios recientemente graduados durante dos años a escuelas con pocos recursos. 

Al asociarse con organizaciones indias locales que conocen la realidad del lugar, PolyVision pudo identificar a las escuelas con necesidades reales y docentes interesados. "Vemos una diferencia en los estudiantes cuando los docentes muestran interés y ganas de ayudar a sus estudiantes", dice Shifali Thakkur, una socia reciente de Teach for India. "Ayudan a crear una mayor estructura e incluso actividades extracurriculares". Una actual socia de Teach for India en una escuela del gobierno para niñas se siente tan apasionada por la poesía que hizo que sus estudiantes participen de recitales de poesía, una competencia en la que los estudiantes recitan sus poemas originales frente a la clase. 

PolyVision decidió donar cientos de sus pizarras y pizarrones de e3 CeramicSteel específicamente. Las pizarras vienen con una garantía de por vida, lo que las convierte en herramientas duraderas. Son resistentes a los rayones, los marcadores, los grafitis y el fuego. El proceso de fabricación patentado es lo que brinda la resistencia a las pizarras. Este proceso une el esmalte de porcelana al metal por medio de la fusión a una temperatura muy elevada. El resultado es la mejor opción para entornos exigentes y altamente activos, desde aplicaciones para superficies para escribir hasta revestimientos arquitectónicos en todo el mundo. Esperamos que la inversión de PolyVision dé sus frutos con una nueva generación de líderes que se asocien con el que el resto del mundo.




No se pueden realizar comentarios en esta publicación, pero si ve un error o tiene información adicional que considera debería estar publicada aquí, contáctenos.